Géraud

Géraud de Ville

The Open University, Department of Engineering and Innovation
London, UK

Proyecto COBRA suscita curiosidad en Cordoba

Foro de Biodiversidad Cordoba - 24-25 Septiembre 2013

October 9, 2013

This is a personal report from Claudia Nuzzo who participated in the Biodiversity Forum organised by the Spanish Committee of the IUCN at the University of Cordoba, on 24 and 25 September 2013.

Project COBRA – Creative Commons

He presentado el proyecto COBRA en el “X Foro de Biodiversidad”, organizado por el “Comité Español” de la UICN celebrado el 24 y 25 de Septiembre de 2013 en la Universidad de Córdoba. El objetivo de la conferencia ha sido el intercambio de experiencias e ideas entre los representantes de algunos de los proyectos más importantes que se están desarrollando en Sudamérica y España, cuya finalidad común es afrontar los numerosos retos ambientales que se presentan.

El congreso ha sido inaugurado con la interesante presentación del proyecto Comet-La, desarrollada por su coordinadora; María del Mar Delgado, docente del departamento de Economía, Sociología y Política Agraria de la Universidad de Córdoba. Este proyecto, hermanado con COBRA, se encuentra activo en tres zonas de estudio distribuidas por Colombia, México y Argentina y además utiliza metodologías participativas.

El objetivo de dicho estudio es identificar modelos de manejo y gobernanza sostenible de los recursos naturales frente a desafíos ambientales, como el cambio climático, que puedan posteriormente ser utilizados en diferentes sistemas socio-ecológicos en diversas partes del mundo.

Así como el proyecto COBRA, también Comet-La trabaja en estrecha colaboración con organizaciones e investigadores locales, que interactúan con las comunidades indígenas con el objetivo de involucrarlas más directamente en el proyecto, buscando vías factibles para resolver las numerosas dificultades medioambientales

A diferencia del proyecto COBRA, Comet-La no utiliza técnicas video-participativas o foto-historias, sino que se basa en los diseños ilustraciones realizados por los propios miembros de las comunidades locales para superar las barreras culturales y lingüísticas.

Los investigadores locales, a su vez, facilitan imágenes para simplificar los complejos conceptos de la investigación y hacerlos más entendibles y manejables para las poblaciones locales.

La coordinadora del proyecto y tres investigadores in situ del mismo; Pablo Ramos, Bryan Avendano y Eduardo Moreno, se han mostrado muy interesados en la idea de llevar a cabo una cooperación entre ambos proyectos.
De hecho sería muy útil confrontarlos, extrayendo y compartiendo de este modo los puntos fuertes de ambas investigaciones.

También resulta particularmente interesante el trabajo de Rommel Lara, antropólogo de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y coordinador de un proyecto de la UICN, llamado “El clima cambia, cambia tú también”.

El objetivo de este proyecto es el de monitorizar el cambio climático en Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia además de analizar las condiciones de vulnerabilidad y adaptación de las poblaciones indígenas con el fin de desarrollar políticas adecuadas a las situaciones sociales hacia las cuales se orientan los países anteriormente mencionados, para su asesoramiento en la creación y desarrollo de las políticas climáticas.

Como gran conocedora de las prácticas indígenas, Rommel Lara, confirma el gran conocimiento sobre el territorio que dichas poblaciones poseen el cual es fundamental para afrontar los problemas medioambientales.

La exposición del proyecto COBRA, ha sido seguida atentamente por los participantes asistentes los cuales han formulado varias preguntas sobre las técnicas fotográficas participativas utilizadas. Para algunos de ellos era el primer acercamiento a las técnicas visuales participativas como las foto-historias, realizadas además directamente por los representantes de las tribus Macushi en North Rupunini; Experiencia que ha suscitado cierta curiosidad, ya sea por elevado desarrollo de la técnica o por las infinitas posibilidad que ofrece.

Un proyecto que ha avivado el debate entre los asistentes dela conferencia ha sido el presentado por Sergio Cauto, miembro de la Comisión CEESP de la UICN. En su trabajo “La importancia de los usos comunales y sus sistemas de gobernanza en la conservación de la biodiversidad de España”, Sergio ha expuesto el caso de algunas ICCA (Indigenous People’s and Local Community Conserved Areas and Territories), áreas protegidas y completamente gestionadas por algunas comunidades españolas no reconocidas oficialmente por el Estado.

Cabe destacar las preocupaciones expresadas por algunos de los participantes de la exposición  los cuales han sentido la necesidad de recordar que la presencia de un Estado controlador de las acciones de los distintos grupos inmersos en dicha gestión, es indispensable para vigilar y conservar el patrimonio ambiental.

Por otro lado, esta visión no está absolutamente en concordancia con las ideas que impulsan el proyecto COBRA, el cual al contrario, reafirma la necesidad de acabar con la vieja y retrograda política del “top-down” y de fortalecer una política socialmente más justa del “bottom-up”.

Se sugiere que los caminos a recorren puedan ser dos. El primero, sugiere un Estado que continua actuando por medio de las fuerzas del orden, las cuales controlan y castigan a las comunidades locales cuando estas no siguen las políticas impuestas por el mismo. El segundo, por el contrario, idea un Estado que atiende y da más valor a las exigencias de las comunidades locales, delegándoles mayor responsabilidad en la gestión del territorio y de la sostenibilidad ambiental.

Antonio García Allut (Fundación Lonxanet), que trabaja en favor de la gestión comunitaria de la pesca sostenible en España, cree que para que el cambio se haga realidad, tiene que producirse una  revolución ética y de conciencia que surja de cada individuo o de las pequeñas comunidades, para cambiar la no deseada situación ambiental actual.

Coincido plenamente con la intervención de Antonio García; Las políticas mundiales ligadas a intereses económicos y basadas en la lógica capitalista han sido hasta la fecha bastante decepcionantes. Formar una generación más consiente de la sólida base cultural y con una educación de respeto al ambiente, es a mi parecer el primer camino a recorrer para revertir la actual situación medioambiental.

Otros interesantes proyectos han colaborado en el enriquecimiento de la conferencia. Diversos han sido las opiniones sobre los problemas climáticos ya sea a nivel nacional como internacional, pero cabe destacar cuatro puntos clave que han surgido del encuentro:

  1. La importancia de la participación de las comunidades locales satisfacer las necesidades medioambientales en Sudamérica.
  2. La creciente importancia de la información y la utilización de las nuevas tecnologías, como internet, fundamentales para compartir experiencias locales a escala internacional.
  3. La necesidad de un cambio en las políticas globales de la gestión de los recursos y de las políticas ligadas al uso de los bienes comunes. Una política que pueda acoger las soluciones propuestas por las comunidades locales en lugar de desoírlas.
  4. La imperante exigencia de una toma de conciencia ética personal, que lleve a un cambio colectivo, que permita frenar el cada día mayor, desastre ambiental.

Espero y deseo que una sólida red de contactos y colaboración crezca entre el equipo del proyecto COBRA y el de las otras asociaciones, en particular ansío una gran expansión del proyecto y de la experimentación de las técnicas visuales participativas, a fin de que puedan ser utilizadas en otros países.

Agradezco a la dirección de la CeUICN por haber promovido una iniciativa como esta y espero que puedan surgir otras tantas ocasiones de confrontación y enriquecimiento siempre sobre la cada vez más urgente cuestión medioambiental.

Comments

comments

QUICK DOWNLOAD: Check out the English version of the COBRA Handbook for Practitioners.